martes, 4 de junio de 2013

La maquinita



 Pedro Marqués de Armas


 Se le conoce como el “crimen de la maquinita” y ocurrió durante las revueltas contra Menocal, en 1917. Unos sitúan el suceso en el central Jobabo, otros en el Santa Marta, no muy cerca; incluso hay quien lo ubica en La Maya.
 El capitán Julio Cadenas tenía órdenes de limpiar la zona. Pero no había tenido mucho éxito. Los rebeldes terminaron por saquear varios almacenes y dejaron un soldado muerto. Frustrado, al parecer, el capitán la emprendió con los jamaicanos de su colonia, a los que pidió que se vistieran elegantes para retratarlos.
 Les dijo: -Exactamente como el domingo por la mañana, cuando van a misa.
 Se ataviaron con lo mejor que tenían, seis de ellos, a los que colocó contra la pared y les pidió que sonrieran. 
 Montada sobre un trípode y cubierta por un paño negro, la cámara de cajón ocultaba una ametralladora calibre 30.
 Aún tuvo el cinismo de decirles que en un minuto los retrataría…
 La delegación inglesa exigió una investigación. En el documento se habla del crimen deliberadamente gratuito de seis súbditos ingleses de color.
 Se dice que el gobierno cubano tuvo que pagar a Inglaterra una indemnización de cinco millones, para lo que emitió una serie de sellos de timbre, de los que llevaban las cajetillas de cigarros hasta 1959.