martes, 7 de enero de 2014

Carta de Arturo Comas a José Martí sobre un velocípedo aéreo





 Sr. D. José Martí.
 Nueva York,
 Muy señor mío

 Con motivo de haber inventado un aparato que bien pudiera llamarse un velocípedo aéreo, y que en miniatura me ha dado los más brillantes resultados; creo mi deber dedicarlo, antes que a nadie a mi patria, por lo que me dirijo a usted para si tiene a bien ayudarme en las pruebas que en mayor escala necesito hacer, para hacerlo aplicable a los usos de la guerra. El aparatico hecho por mí es movido por la cuerda de un reloj, funciona admirablemente, a pesar de su construcción defectuosa; se mueve en todas direcciones y vence cualquier corriente de aire.
 Mi objeto es hacerlo en condiciones que pueda moverse por la fuerza del hombre o por la electricidad.
 Su costo, incluyendo mi viaje y el de mi esposa, a quien no puedo abandonar aquí, y nuestros gastos particulares que serán reducidos, lo calculo en  diez mil pesos, dado que tenemos que hacer todas las piezas nuevas y algunas repetidas veces, si no el aparato entero, que puede quedar defectuoso por cualquier incidente y dado también que tenemos que elegir un punto solitario para las pruebas que deberán hacerse sin testigos, cualquiera que estos sean.



 Puede asaltar a usted la desconfianza y en este caso usted y yo trataremos.
 Las ventajas que puede reportarnos el velocípedo aéreo no creo que se ocultan a su perspicacia, toda vez que con media docena de ellos se pueden arrojar en medio de la noche, una lluvia de bombas sobre una agrupación militar o campamento, sin ser vistos, y sobre todo con el pánico que ocasionaría una cosa oculta y desconocida. 
 No enviaré plano alguno, por no tener patente y dejo a mi sola dirección la construcción de todas las piezas.
 En caso de no aceptar esta oferta, que tanto nos elevaría, espero guardará la más absoluta reserva sobre este punto.
 Y sin más,
                        B. S. M.
                        Arturo Comas.

 S/C Armas 41.
 Bejucal, mayo 25/93.





 Tomado de Facetas de Martí, Editorial Trópico, 1939, pp. 98-99. 

 Imágenes en modelismocubano.com