domingo, 22 de diciembre de 2013

Poemas de Almelio Calderón






Las casas de Alemania son como las casas
que dibujaba en mi cuaderno escolar.

En esta tarde amarillenta,
mientras leo El Frío de Berhnard
mi cuerpo se desarraiga. 

Negra es la nieve en los poemas de Celan.  
La muerte no tiene color.



Antes era un homeless. Dormía en la calle, cerca de una Iglesia.
No puedo asentir que me influya la opinión del mundo.
Su mala prosa me provoca náuseas.
Sigo expuesto a la intemperie.
           

Boscaje
rico en caza

Hombre
en extinción



Palabras sobre jardín
crecerán malas hierbas


1.

Ruinas humanas.
Prisioneros del movimiento de la noche.
Buscamos ¿qué verdad?

2.

¿Hablamos con los muertos?
¿Esas sombras dicen algo?
¿Dijeron alguna vez algo
las formas del olvido?

3.

La muerte se adueña del vuelo de los pájaros.
Es un túnel en la inmensidad.
No es siquiera el reflejo del hombre.

4.

El aliento es lo que queda.