lunes, 27 de febrero de 2017

Suicidas en Cuba… José Verdaguer





 Médico catalán radicado en Cuba desde 1824. Natural de L' Escala, Girona. 

 Se quitó la vida tras intentar la muerte del poderoso tratante de esclavos Joaquín Gómez.

 El hecho tuvo lugar en la iglesia de San Felipe, en La Habana, el 5 de marzo de 1847. Verdaguer había seguido a Gómez hasta la capilla y, mientras éste rezaba, le derramó en la cabeza un frasco de vitriolo (ácido sulfúrico). Luego bebió el contenido de otro.

 El afamado negrero millonario perdió la vista. 

 Se ha dicho que el médico había invertido sus ahorros en una casa de comercio, propiedad del tratante, y que al declararse éste en quiebra fraudulenta, lo llevó a la ruina.

 Más plausible es la versión de que acudiera al negrero en tanto prior del Real Tribunal de Comercio, para que lo ayudara a recuperar sus ahorros, riesgosamente invertidos en la firma Rocosa y Cia (almacenistas de tasajo que radicaban en la plaza de San Francisco).

 Gómez desestimó la causa, o bien falló a favor de la firma comercial, y Verdaguer volcó contra él toda su furia.

 Joaquín Gómez fue rechazado en ciertos sectores de la sociedad habanera por el carácter ilícito de sus negocios, y por desertar de la Logia Masónica. 

 Solía realizar contribuciones a la misma iglesia donde fue agredido, a fin de lavar sus pecados. 

 En el parte de defunción de Verdaguer consta que se encontraba demente. 


 Su nombre completo: Bartolomé Josep Verdaguer Carreras. 

No hay comentarios: