miércoles, 5 de marzo de 2014

Gratuidades





 La amplia y feliz sonrisa de Jesucito, el amiguito inseparable de Jorge, es más que elocuente para que la foto necesite una explicación de su alegría. Digamos, sin embargo, que está próxima la hora de regresar a casa. Ahorita llegarás las madres en busca de sus hijos, para traerlos nuevamente mañana, donde otras experiencias, y juegos, les esperan. Sí, porque las actividades de los Círculos Infantiles son hasta las siete de la noche. Después de esa hora, todos los infantes estarán junto a sus queridos padres, en el calor del hogar, donde los niños, como Jorgito, contarán las aventuras del día. Es propósito de estas instituciones revolucionarias, solamente, servir a las madres del pueblo -es especial a las de pocos recursos económicos que no puedan pagar una empleada doméstica-, cobrando una tarifa tan ínfima, que pudiera decirse que los niños son atendidos casi de gratis. Es decir, una madre que paga cuarenta pesos mensuales pagará, por un niño, la cantidad de diez centavos diarios, lo que viene a ser como unos tres pesos al mes. Por dicha cantidad, el infante recibirá desayuno, almuerzo, comida, atención médica, con la medicina gratis, servicio de barbería y, desde luego, un programa de clase que va desde el prescolar, hasta los ejercicios y juegos dirigidos, así como clases de piano, baile y otras. ¿Verdad que, si le agregamos que ya de allí salen con una mente forjada para ser mejores ciudadanos, resulta casi gratis la tarifa del Círculo? 

                                        1960