sábado, 16 de marzo de 2013

A una escala muy grande




 Rene Dumont


 La historia de esos “planes Fidel”, que fueron muy costosos, es más la de una serie de fracasos que de éxitos. El plan de huertos en Pinares de Mayarí se estableció sobre tierras ferruginosas, demasiado filtrantes, sometidas a la erosión e inadaptadas para los cultivos de hortalizas, que además están en camino de laterización; por lo tanto no hay que tocarlas, los bosques de pino están mejor en sitios así. El plan café de San Andrés de Caiguanabo, provincia de Pinar del Río, donde se proponían pasar en seguida al comunismo, fracasó. En el este de La Habana observé, sobre dos laderas calcáreas no irrigables, plantaciones de café que no recibían casi más de un metro de lluvia, con meses demasiado largos de sequía.
 En agosto de 1960, dudé antes de señalarle a Fidel Castro en costo excesivo de la crianza de cocodrilos en la Ciénaga de Zapata, lo que me parecía un capricho secundario. No quería verlo obstinarse con una fantasía tan poco importante, al pensar que yo tenía más influencia sobre las grandes orientaciones; en lo que me equivocaba. En 1960 se realiza, con enormes gastos, una vasta empresa de hidropónico, cultivo sin suelo en una solución de fertilizantes, que no da sino cosechas irrisorias; 30 toneladas por hectáreas de legumbres frescas, allí donde en otros países se recogen de 200 a 300 toneladas. El plan “Banao de Las Villas”, basado en las fresas, la vid, los espárragos, el ajo, la cebolla, fracasa en 1967. En esa época se jactaban de poder cultivar la vid en Cuba.
 En 1969 encontré cerca de Bayamo decenas de hectáreas de viñas en mal estado, pues se habían plantado en esas arcillas negras impermeables, donde observaremos más adelante el fracaso de las bananas y de la caña de azúcar. Cerca de Sancti Spiritus se había plantado vid en las laderas mejor drenadas; pero cuando yo pasé habían puesto cerca de 1 kg de fertilizante en cada pie, totalmente concentrado en la cepa, lo que iba a quemarla con la primera lluvia. Espero que después se haya sembrado al voleo, como propuse, sobre todo para los viñedos. En 1965 se deben abandonar casi rápidamente inmensos criaderos de cabras, en 1966 se trata de criaderos de conejos. En 1967-68 se planta en toda la isla arvejas de Angola, las Gandoul, que no dan mucho y que además el ganado rechaza; también los hombres, por cierto, cuando se le ofrecen los granos. El Kudzu tropical no da los rendimientos milagrosos que se esperaban. Veremos cómo las grandes plantaciones de cítrico, café, piñas, bananas, que se comenzaron en 1968, no siempre se hacen en las mejores condiciones. También nos detendremos en el proceso de importación de legumbres tempranas.
 Sería exagerado decir que todo fracasó; la inseminación artificial fue un gran éxito; las praderas de Pangola, cuando están bien establecidas, dan buenos resultados, aunque muy costosos. Y los trabajos de irrigación siguen siendo muy prometedores, a pesar de algunos errores. El arroz I. P. 8. es también un logro. Muchos de esos proyectos tenían cierto valor, y sus fracasos se derivan de que fueron lanzados por la osadía del Líder Máximo, del Gran Jefe, demasiado rápido y a una escala muy grande, sin que se hubieran realizado estudios preliminares exhaustivos. Fidel cree saberlo todo en varios dominios, y mucho mejor que los otros. Es su orgullo lo que puede perderlo.


  Tomado de Cuba ¿Es socialista? 1970.