miércoles, 24 de septiembre de 2014

¡Cuidado!, eso empieza temprano





 Hace unas semanas, un joven desmovilizado del Servicio Militar Obligatorio vino a nuestras oficinas para quejarse de que había sido rechazado por la Comisión Provincial Investigadora como aspirante a profesor de secundaria básica. Le pregunté:
 -¿Te explicaron la causa?
 -Parece ser un problema de mi pasado.
 -¿Qué tipo de problema?
 Bajó la cabeza y respondió:
 -Un problema moral.
 Traté de mirarlo frente a frente, y le pregunté sin más preámbulo:
 -¿Una experiencia homosexual?
 No dijo más. Su silencio era en sí una respuesta.

 Ver artículo completo aquí, en:


                Archivo de Connie.