lunes, 17 de febrero de 2014

Mao*





Carlos A. Aguilera


Y sin embargo hoy es famoso por su cerebrito verticalmente
        metafísico
y no por aquella discusión lyrikproletaria entre gorrión
        vientreamario
        que cae y gorrión
        vientreamarillo que vuela
o paréntesis
entre gorrión vientreamarillo que cae y gorrión vientreamarill
        que novuela
como definió sonrientemente el economista Mao
y como dijo: "Allí, mátenlos..."
señalando un espacio compacto y ligero como ese noúnico
         gorrión
         vientreamarillo
devenido ahora en el "asqueroso gorrión vientreamarillo" o
        en el "poco ecológico gorrión
        vientreamarillo"
enemigo radical de / y enemigo radical hasta—
que destruye el campo: "la economía burocrática del arroz"
y destroza el campo: "la economía burocrática de la ideología"
        con sus paticas un-2-tres
        (huecashuecasbarruecas)
        de todo maosentido
como señaló (o corrigió) históricamente el kamarada Mao
en su intento de hacer pensar por enésima vez al pueblo:
        "esa masa estúpida
        que se estructura
        bajo el concepto fofo
        de pueblo"
que nunca comprenderá a la maodemokratik en su movimiento
        contra el gorrión
        que se muta en
        vientreamarillo
ni a la maodemokratik en su intento (casi totalitario) de
        no pensar a ese
        gorrión
        vientreamarillo
que no establece diferencias entre plusvalía de espiga y
        plusvalía de arroz
y por lo tanto no establece diferencia entre "tradición de la espiga" y
        "tradición del
         arroz"
como aclaró Mao dando un golpe en la mesa y articulando:  

o lo que es lo mismo: 1000 gorriones muertos: 2 hectáreas
        de arroz/ 1500 gorriones
        muertos: 3 hectáreas de
        arroz/ 2600 gorriones
        muertos: 5 hectáreas de
        arroz
o repito ch'ing ming
donde el concepto violencia se anula ante el concepto sentido
        (época de la cajita china)
y donde el concepto violencia ya no debe ser pensado sino
        a partir de "lo
        real" del concepto
        unsolosentido (como
        aclaró muy a tiempo
        el presidente Mao y
        como muy a tiempo
        dijo: "si un obrero
        marcha con extensidad:
        elimínenlo/ si un
        obrero marcha con
        intensidad: rostros
        sudorosos con 1 chancro
        de sentido")
subrayando con una metáfora la nofisura que debe existir
entre maodemokratik y sentido
y subrayando con la misma metáfora la fisura que existe
        entre tradición y
        nosentido: generador
        de violencia y
        aorden / generador de
        nohistoria y "saloncitos
        literarios con escritores
        sinsentido"
como anotaron en hojas grandes y blancas los copistas
        domésticos del
        padrecito Mao
y como anotó posteriormente el copista Qi en la versión
        final a su vida e
        historia del presidente
        Mao (3 vol.) donde
        explica lo que el filósofo
        Mao llamó "la superación
        de la feudohistoria" y
        como/como/como (preciso)
        habían pasado de una
        feudohistoria (y una
        microhistoria) a una
        ideohistoria y a una
        ecohistoria e inclusive
        de un "no observar con
        detenimiento la historia"
        a una "manipulación
        pequeña de la historia"
        (Pekín/Pekín: hay que
        regresar a Pekín...)
como reescribió el copista Qi en ese corpus intellectualis
        del kamarada
        Mao
y como se vio obligado a corregir el (definitivamente)
        civilista Mao al
        coger un cuchillo
        ponerlo sobre el
        dedo más pequeño
        del copista Qi y
        (en un tono casi
        dialektik/militar
        casi) decirle
        "hacia abajo y
        hasta el fondo"
(crackk...)



Publicado por primera vez en la revista Diáspora(s), No. 1, La Habana, 1997.