jueves, 7 de agosto de 2014

Juniperada



 El Dr. Beurling, fotógrafo muy conocido por la costumbre de empinar el codo, tuvo un hijo de diez años, al cual preguntó un día su maestro, cuántos eran los elementos:

 -Cinco, contestó el muchacho. 

 -¡Cinco!, repitió el maestro colérico. ¿Cuáles son?

 -Agua, fuego, tierra y..... aguardiente. 

 -En nombre de Dios! ¿Quién te ha enseñado semejante locura?, interrogó el maestro. 

 -Nadie; pero mi padre acostumbra decir, cada vez que echa un trago de aguardiante, que está en su elemento.



 Don Junípero, vol 1., 1862.


 Diario de La Marina, 5 de agosto de 1852.
 
 Ver daguerrotipo cubano de Beurling