miércoles, 3 de julio de 2013

La Revolución a la ofensiva y un retrato de Chiang-Kai-Shek





 En Cuba se ha desencadenado una ofensiva para llevar a cabo las directrices señaladas por Fidel Castro contra la corrupción, en sus discursos pronunciados los días 13 y 14 de este mes. Todas las organizaciones castristas, desde las juventudes estudiantiles hasta los comités de vigilancia de la Revolución, han sido puestos en acción para llevar a cabo una campaña contra las loterías clandestinas, el mercado negro, los "cabarets", etc. Las salas de fiesta han  sido cerradas.
 Por su parte, Radio La Habana ha criticado a los muchachos que llevan los cabellos largos y a los jóvenes que visten minifaldas, acusándoles de que han sido contaminados por los yanquis y lanza llamadas en favor de la "ofensiva revolucionaria".
 La citada emisora retransmitió también una entrevista hecha a Manuel Luzardo, quien anunció que 4300 empresas serán nacionalizadas por el Gobierno cubano. Esta campaña de nacionalización de comercios había sido ya prevista por Fidel Castro en uno de sus últimos discursos en el marco de una "ofensiva revolucionaria".
 El periódico Gramma, órgano del partido comunista cubano, publica un comentario bajo el título "La Revolución a la ofensiva", en el que informa que alhajas, oro, y dólares valorados en varias decenas de millares de pesos han sido incautados en los almacenes y comercios de los particulares recientemente nacionalizados. Cita el caso de un comerciante chino, Manuel Chau, de Santa Clara, propietario de una frutería, en cuya casa le incautaron unos dos mil dólares y decenas de millares de pesos cubanos, algunas monedas de oro y un retrato de Chiang-Kai-Shek.


  Blanco y Negro, 30 de marzo de 1968, p. 84.

  Fotografía: Marc Ribaud.