domingo, 16 de diciembre de 2012

Maremoto de Santa Cruz del Sur (según los cables)





 HABANA, 9.—Una tempestad de extrema violencia ha descargado en Santa Clara y Camajuaní. Se sabe que han resultado 25 personas muertas o heridas (Fabra.)

 HABANA, 9.—Informes todavía no oficiales sobre el huracán indican que hay algunos heridos y que los daños son cuantiosos en las  ciudades de Jatibonico y Camajuaní.

 Otros informes recibidas por teléfono dicen que el número de muertos por el huracán es de 10 y los heridos pasan de 50, desgracias ocurridas en el pueblo de Camajuaní, de la provincia de Camagüey.

  El ministro del Interior por un parte anuncia que han resultado cuatro obreros muertos en la ciudad de Camagüey, donde el vendaval ha destruido secaderos de tabaco y molinos de azúcar.
  
 Las últimas noticias procedentes de Camajuaní dan un total de 12 muertos y 75 heridos como consecuencia del huracán, afirmando que la lista de víctimas aumenta y seguramente será mucho mayor al conocerse todos los detalles en cuanto se llegue al restablecimiento de las comunicaciones.—(United Press.)

  LA VELOCIDAD DEL HURACÁN

 NUEVA YORK, 9.—Un radio de la Compañía Panamericana de Aviación dice que el huracán pasó por el centro de la Isla de Cuba a una velocidad de 125 millas por hora.—(United Press.)

 SE TEME LA DESTRUCCIÓN DE UN PUEBLO

 HABANA, 10.—No se sabe nada del cañonero "Yara", que se encontraba anclado en Punta Ballenato durante el ciclón, temiéndose que se haya perdido.
  
 También se teme que haya sido destruido el pueblo de Santa Cruz del Sur, pues se sabe que sus habitantes habían evacuado la población.

  Las comunicaciones al suroeste de la ciudad de Camagüey siguen interrumpidas, lo que hace imposible conocer la magnitud de la tragedia.

 LA HABANA 9 (10 m.).—En Camagüey, el vendaval ha destruido muchos secaderos de tabaco y molinos de azúcar. Los daños son cuantiosos en las ciudades de Jatibonico y Camajuaní. Hasta ahora se sabe de poco pero las víctimas son muchas más

  EN SANTA CRUZ SOLO SE HAN SALVADO 300 PERSONAS DE LA TREMENDA CATÁSTROFE, Y NO QUEDA UNA CASA EN PIE. CENTENARES DE MUERTOS ENTRE LAS RUINAS

 NUEVA YORK 11.—Procedentes de Santa Cruz han llegado a Camagüey tres trenes cargados con heridos, víctimas del huracán de ayer en Cuba.
 
 De La Habana se han enviado trenes especiales con servicio sanitario, médicos y enfermeras para auxiliar a los heridos y supervivientes.

 La catástrofe ha sido realmente espantosa en Santa Cruz, donde una enorme ola penetró unas quince millas tierra adentro, impulsada por un huracán de extraordinaria violencia.

 Sólo se han salvado en esta población unas trescientas personas y ni una sola casa ha quedado en pie.

 En la provincia de Camagüey, Santa Clara y Oriente el huracán causó grandes destrozos en más de una docena de pueblos y ciudades. Las cosechas en una vasta extensión han quedado destruidas.
 
Las últimas noticias procedentes de Santa Cruz dicen que ya se han enterrados doscientos sesenta cadáveres; pero que quedan centenares de cuerpos entre las ruinas de las casas y entre los árboles derrumbados por el huracán.
 
 Las condiciones sanitarias de las regiones devastadas son muy malas y se teme que se desarrollen epidemias. —Associated Press.

 N. de R.—Posiblemente la población devastada es Santa Cruz de las Calabazas, en la provincia de Santa Clara. Está situada en una pequeña punta, ocho kilómetros al sur de Punta Brava. A su situación geográfica se debe, sin duda, el que las agua impulsadas por el huracán, la hayan cubierto totalmente.


 HABANA, 11.—El secretario de Comunicaciones ha declarado que en Santa Cruz del Sur, como consecuencia del huracán, hubo 300 muertos y 400 desaparecidos.

 Un piloto de la Compañía Nacional de Aviación, que ha volado sobre Camagüey, informa por teléfono que en Camagüey corre el rumor de que en Santa Cruz del Sur hubo un millar de muertos.

 Se cree que la lista definitiva de víctimas excederá de los 300 conocidos hasta ahora, porque la mayoría de los edificios de Santa Cruz del Sur, construidos de madera, no han dado seguridad de refugio a sus habitantes, que habrán querido buscarlo en los campos de caña de azúcar, que por tratarse de terrenos pantanosos, tampoco habrán evitado las consecuencias del ciclón.

 El secretario del Interior, Sr. Zubizarreta, ha enviado al alcalde de Santiago, Sr. Trujillo, y al jefe del servido secreto de Camagüey, para que le informen inmediatamente de las necesidades de la zona devastada, y ha pedido la colaboración del Ejército para socorrer a los damnificados. El Presidente Machado quiere visitar la zona personalmente para conocer la situación y disponer los socorros que sean precisos.

 Se sabe que la famosa factoría de tabaco Vuelta Arriba ha quedado completamente destruida.—(United Press.)

 EL MAR INVADE SANTA CRUZ DEL SUR

 CAMAGUEY, 11.—Los supervivientes de Santa Cruz del Sur afirman que las grandes proporciones alcanzadas por la catástrofe se deben principalmente a que el mar, impelido por la fuerza del huracán, se adentró en la ciudad, llegando a alcanzar la altura de las aguas en algunas calles de Santa Cruz de 20 a 25 pies.

  LOS TRABAJOS DE SALVAMENTO

 CAMAGUEY, 11.—El alcalde, señor Rodríguez, informa que han llegado 1OO supervivientes de la catástrofe en el distrito de Santa Cruz del Sur, ocupando un tren especial. Durante el viaje fallecieron diez. Otros ochenta han sido conducidos directamente al hospital en grave estado. Se han tomado severísimas medidas para evitar el pillaje. Los soldados guardan la zona devastada y ya tuvieron necesidad ayer tarde de hacer fuego contra individuos que se dedicaban a la rapacería.—(United Press.)

 SE CONFIRMA QUE EL NUMERO DE VICTIMAS… LLEGA AL MILLAR

 LA HABANA, 11.—Se confirma que resultaron mil muertos, en su mayoría ahogados, en el distrito de Santa Cruz del Sur, Cuba central, costa sur de la provincia de Canagüey.

 Las noticias de carácter oficial dan 300 muertos y 400 desaparecidos en Santa Cruz, pero cuando menos se sabe de 110 muertos en otros puntos. (United Press.)

 CAÑONERO A SALVO

 LA HABANA, 10.—Según información oficial, el cañonero "Yara", por cuya suerte se temía, se encuentra salvo en Nuevitas, aunque sufre ligeros daños. Toda la tripulación ha sido puesta en salvo.—(United Press.)

 OTROS DETALLES DE LA CATÁSTROFE

 LA HABANA, 11. —Eloy Figueroa, superviviente del huracán, ha llegado a Jatibonico, desde donde ha telefoneado a la Habana diciendo que la ciudad de Santa Cruz del Sur ha quedado destruida.

 Figueroa ha declarado también que sus padres resultaron ahogados por el torrente cuando él ya había logrado salvar a su esposa y a un hijo.  

 Añade que una familia de treinta y dos personas sufrió los efectos del huracán, pereciendo todos. También pereció ahogado el alcalde de la población. Figueroa no pudo adelantar más detalles por teléfono porque la extenuación le impedía casi hablar.—(United Press.)

 NUEVA YORK 11 (10 m.).— Las noticias procedentes de Cuba dicen que el número de muertos causados por el huracán desencadenado ayer pasan de mil. La provincia del Príncipe es la que ha sufrido mayores daños. En esta región el viento alcanzó una velocidad de 200 millas por hora y asoló y sembró la muerte por toda la provincia.

 En Santa Cruz del Sur, enormes olas rompieron el dique, y las aguas penetraron en la ciudad, alcanzando una altura de veintiún pies. Muchos de sus habitantes lograron ponerse a salvo, pero los daños causados por el temporal son enormes.

 Numerosos navíos y embarcaciones han naufragado. El cañonero "Yara", |por cuya suerte se temía, se encuentra a salvo en Nuevitas, aunque sufre algunas averías. Toda la tripulación ha podido ser salvada. (Associated Press.)

 MAGNITUD DE LA CATASTROFE EN SANTA CRUZ DEL SUR. LA FUERZA PUBLICA DISPARA SOBRE LOS LADRONES

 CAMAGÜEY 11 (11 m.).—El alcalde, Sr. Rodríguez, informa que han llegado en un tren especial 300 supervivientes de la catástrofe en el distrito de Santa Cruz del Sur. Durante el viaje fallecieron 10, y 80 han sido conducidos directamente al hospital en grave estado.

 Los supervivientes afirman que las grandes proporciones alcanzadas por la catástrofe en Santa Cruz se deben principalmente a que el mar, impelido por la fuerza del huracán, se adentró en tierra e inundó casi toda la ciudad.

 Las autoridades han adoptado severísimas medidas para evitar el pillaje. Los soldados guardan la zona devastada, y ayer tuvieron necesidad de hacer fuego contra individuos que se entregaban al saqueo.

 De La Habana dicen que el secretario del Interior, Sr. Zubizarreta, ha enviado al alcalde de Santiago, Sr. Trujillo, y al jefe del Servicio Secreto de Camagüey para que le informen inmediatamente de las necesidades de la zona devastada, y ha pedido la colaboración del Ejército para socorrer a los damnificados.

 El presidente Machado ha visitado personalmente la región para conocer los socorros que son preciaos.

Se sabe que la famosa factoría de tabaco Vuelta Arriba ha quedado completamente destruida por el huracán.

 En Nuevitas, según un "radio", casi todas las construcciones ligeras han quedado destruidas. Numerosos edificios han sufrido grandes daños. (United Press.)



 LO QUE CUENTA UN SUPERVIVIENTE
 
 NUEVA YORK 11 4 pm.—Procedentes de Santa Cruz, han llegado a Camagüey tres trenes cargados con heridos, víctimas del huracán.

 En Santa Cruz, las aguas penetraron unas quince millas tierra adentro. En la ciudad sólo se han salvado unas trescientas personas y ni una sola casa ha quedado en pie.

 Las últimas noticias procedentes de Santa Cruz dicen que ya han sido enterrados 260 cadáveres; pero que quedan centenares de ellos entre las ruinas de las casas y entre los árboles derrumbados por el huracán.

 Además de las víctimas de Santa Cruz se reciben noticias de muertos que ha habido en otros lugares de la isla. La cifra conocida asciende a 110, de los cuales 60 eran en su mayoría pescadores en Queens Carden, al suroeste de Santa Cruz del Sur.

 En Camagüey y Santa Clara el huracán causó grandes destrozos y ciudades. Las cosechas, en una vasta extensión, han quedado destruidas.

 Las condiciones sanitarias de las regiones devastadas son muy malas, y se teme se desarrollen epidemias.

 De La Habana se han enviado trenes especiales con servicio sanitario, médicos y enfermeras, para auxiliar a los heridos y supervivientes. (Associated Press.)

 LOS MUERTOS ASCIENDEN YA A MIL DOSCIENTOS

 LA HABANA 11 (6 t.).—Según los últimos informes de las zonas afectadas por el huracán, se calcula ya el número de muertos en 1.200.

 Muchas de las víctimas han encontrado la muerte entre los escombros de las casas derrumbadas por el huracán, y otras han perecido ahogadas al ser arrastradas por las olas y llevadas mar adentro.

 En Santa Cruz figuran entre los muertos casi todos los concejales en más de una docena de pueblos y soldados de la guarnición.

 CAMAGÜEY (Cuba), 11.—Según los viajeros del último tren llegado de Santa Cruz, han sido hallados ya 260 cadáveres; pero centenares de ellos se encuentran todavía entre los árboles y los escombros de la ciudad.

 El ministro de Obras Públicas, que ha regresado de Santa Cruz, dice que en esta población ha habido más de mil muertos y 700 heridos. No ha quedado en pie ni una casa. Puede decirse que toda la población está destruida.

 La marejada que se produjo durante la noche rompió los diques y sumergió toda la población. En algunos lugares el agua alcanzó unos siete metros de altura.

 Muchos de los habitantes, sorprendidos en pleno sueño, perecieron ahogados, y otros sepultados entre los escombros.

 Los servicios sanitarios trabajan activamente para curar a los heridos y prevenir epidemias.—(Fabra.)

 LO QUE CUENTAN UN AVIADOR Y UN PERIODISTA

 HABANA, 11.—Un corresponsal de la United Press ha volado en avión, lo más bajo posible, desde Morón, en dirección sudeste, a Camagüey, recorriendo una distancia de 80 kilómetros.

 Ha visto innumerables casas derrumbadas, edificios de madera en pedazos y millares de chozas pobres completamente aniquiladas. Hay palmeras levantadas y llevadas a grandes distancias por el viento. Interminables extensiones de terreno dedicado a plantaciones de azúcar han quedado arrasadas.

 En algunos lugares quedan algunas casas en pie, mientras a su alrededor todo ha sido devastado.

 En Camagüey se nota que los destrozos son más considerables en las afueras de la ciudad, donde los edificios eran menos resistentes.

 El periódico "El Camagüeyano" calcula en 1.700, cuando menos, las víctimas del huracán, de las cuales más de 1.000 fueron ocasionadas en Santa Cruz del Sur, población que ha desaparecido.

 EI Sr. Vivar Hoffmann, director del diario "Camagüeyano", que visitó Santa Cruz el jueves, dijo a la United Prees que durante su viaje vio cientos de cadáveres caídos entre las ruinas y colgados alrededor de las ramas de los árboles, rodeados por las aguas, ofreciendo siniestro aspecto. "También vi —agregó— veinte muertos en un carro en el que habían buscado refugio del agua, más allá de Santa Cruz, viéndose imposibilitados para huir.—(United Press.)

 LAS EXPEDICIONES DE SOCORRO

 CAMAGUEY, 11.—Se calcula ahora que el número de víctimas por el huracán en Santa Cruz del Sur se eleva a unos 1.700 muertos y 3.600 heridos.

 Las autoridades hacen los máximos esfuerzos para socorrer la zona afectada. Los soldados se han encargado de la extracción de cadáveres de entre los escombros.

 Han llegado por ferrocarril veinte coches procedentes de Santa Cruz trasportando 400 refugiados. La mayor parte se encuentran heridos y muchos van desnudos. La mayoría lleva sus heridas vendadas. La estación del ferrocarril fue un escenario de horror al desembarcar los heridos, que fueron trasladados a casas particulares convertidas en hospitales de urgencia. — (United Press.)

 ESCENAS DESGARRADORAS ENTRE LOS SUPERVIVIENTES

 CAMAGUEY, 12.-El último contingente de supervivientes de Santa Cruz, compuesto de 500 personas, ha llegado en tren especial. Algunos cojean, otros van vendados y todos mal vestidos. Las muchachas van descalzas. Hay algunos que vienen envueltos en sábanas y toallas. Del grupo salen lastimeros ayes de dolor, formando un espectáculo desgarrador. Los supervivientes llegados con anterioridad buscan a sus familiares en cada nueva expedición, pero no se ha dado ni un solo caso y esto produce escenas desgarradoras.

 Durante el viaje falleció uno de los supervivientes. Otros han sido inmediatamente llevados a hospitales improvisados.

 El Sr. Darío Castillo ha declarado que en Santa Cruz del Sur no queda nadie, a no ser algunos obstinados que buscan incesantemente cadáveres de allegados y algunas cuadrillas de voluntarios que ya han dado sepultura a 472 víctimas y se proponen quemar los restantes cadáveres, que están en gran proporción diseminados por el campo. Afirmó que calcula las victimas de Santa Cruz del Sur en 3.000 muertos. Es un espectáculo aterrador —dijo— que jamás podré olvidar.—(United Press.)

 La catástrofe sobrevino con gran rapidez y el número de víctimas pasa ya de 2.700. Santa Cruz del Sur es un montón de ruinas.

 EL VIOLENTO HURACÁN DE CUBA

 CAMAGÜEY 12 (9 m.).—El huracán del miércoles ha causado en Cuba más de 2.700 víctimas, según las últimas noticias, y los heridos pasan de 3.000.

  El aspecto que presenta la ciudad en ruinas es realmente espantoso. Centenares de cadáveres amontonados en piras, en espera de ser enterrados, constituyen un horrible espectáculo en las calles destruidas de la ciudad.

 De todas partes del país se envía con toda urgencia personal médico y sanitario a la zona afectada.

 A Camagüey llegan agotados los supervivientes de la catástrofe, que hacen horribles relatos de lo sucedido. Matrimonios con sus hijos fueron separados violentamente por el viento y las aguas, para no volverse a ver más.

 Se han improvisado rápidamente hospitales para la asistencia de los heridos y enfermos, y todos los vehículos han sido transformados en ambulancias.

 El gobernador militar de Santa Cruz ha manifestado que la catástrofe sobrevino rápidamente, sin dar apenas tiempo a adoptar medidas para el salvamento de la población.

 La primera noticia fue dada por los pescadores el miércoles por la noche a primera hora, quienes hicieron notar el aspecto aterrador del mar y el fuerte viento reinante, cuya intensidad aumentaba por momentos. 

 Dice el gobernador que impresionado por el dramático aviso de los pescadores, hizo que adoptaran rápidamente las precauciones posibles avisando a las gentes de la inminencia de un huracán, y que gracias a estos avisos la catástrofe no ha sido aún mayor.

 ESCENAS DE DOLOR. LOS ÚLTIMOS SUPERVIENTES

 CAMAGÜEY 13 (10 m.).—El último contingente de supervivientes de Santa Cruz, compuesto de 500 personas, ha llegado en tren especial. Algunos cojean, otros van vendados y todos ellos vienen casi desnudos, y muchas muchachas jóvenes, descalzas. Hay algunos que vienen envueltos en sábanas y toallas. Del grupo salen lastimeros ayes de dolor, y forma un espectáculo desgarrador el llanto de los supervivientes que vinieron con anterioridad y que buscan entre los recién llegados para ver si encuentran algún pariente.

 CAMAGÜEY 11 (9 n.)- Un corresponsal de la United Press ha volado en avión sobre el lugar de la catástrofe y ha visto innumerables casas derrumbadas, edificios de madera completamente hechos pedazos y millares de chozas pobres completamente destruidas. Hay palmeras que el viento ha arrastrado a grandes distancias. Muchas hectáreas de terreno de plantaciones de caña de azúcar han quedado "como planchadas" sobre el suelo. En algunos lugares, caprichosamente, el huracán ha dejado una o dos casas incólumes, mientras en su alrededor todo ha sido devastado.

 En Camagüey se nota que los destrozos son más considerables en las afueras de la ciudad, donde los edificios eran menos resistentes. (Dküted Fress.)


  
 Pereció el 70 por 100 de la población

 Camagüey, 14.-El Ministro del Interior, Sr, Zubizarreta, ha manifestado que, por los datos oficiales, se puede calcular que en la catástrofe de Santa Cruz ha perecido el 70 por 100 de la población.

 La situación sigue siendo grave en dicha ciudad. Ayer domingo aun estaba inundada, con lo que se dificultan extraordinariamente los trabajos de saneamiento. 
 Los cadáveres de las víctimas se queman en grandes piras, ante la imposibilidad de efectuar rápidamente los enterramientos. La ciudad está cubierta de nubes de humo, que desprenden un olor nauseabundo producido por la cremación de los cadáveres, y que se extiende por una vasta área antes de llegar a la población. Para asegurar la completa cremación de los cadáveres, se rocían con petróleo; pero como son tantas las víctimas, se ha terminado el aprovisionamiento, y los médicos que dirigen los trabajos de saneamiento han pedido con urgencia el envío de petróleo y de toda clase de material médico.

 El peligro de los tiburones

 Londres, 14.—Comunican de Nueva York al que en el curso de la marea extraordinaria que acompañó al huracán que ha arrasado la provincia de Camagüey, los tiburones, empujados dentro de la costa, han atacado a numerosos de los habitantes que luchaban con las olas.

 Se han encontrado 165 cadáveres mutilados por los escualos.

 La Habana, 15.—Según cálculos del ministerio del Interior, han perecido, por lo memos, unas 2.500 personas a consecuencia del terrible huracán que ha arrasado una parte importante de la isla de Cuba.

 Cuba es otra vez víctima de la fatalidad. Un hado siniestro parece desde hace tiempo ensañarse contra aquella hermosa tierra.

 NUEVO MUNDO expresa a aquel país, que tiene nuestra sangre y nuestro idioma, su honda condolencia por este nuevo dolor que sufre, y hace votos por que termine ese ciclo de sucesos desgraciados que afligen a aquel pueblo hermano, tan digno de una vida pacífica y dichosa.

 En la zona de Santa Cruz del Sur se declara la malaria Y SE TEME QUE SÉ DECLAREN OTRAS EPIDEMIAS

 CAMAGUEY 17 .—Se ha desarrollado una epidemia de malaria, que afecta a las poblaciones de las vertientes próximas a Santa Cruz. Ya llega a un millar el número de atacados.

 Las autoridades sanitarias se muestran muy alarmadas y achacan la epidemia a los mosquitos cultivados en el agua estancada en los terrenos asolados por el reciente ciclón.

 Existe el temor de que a consecuencia de la catástrofe se reproduzcan otras epidemias. (United Presa.)
 

 Cables publicados por la prensa española, tras la catástrofe de Santa Cruz de Sur, en Cuba, el 9 de noviembre de 1932. 

 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

He guardado en mi memoria la historia sobre Santa Cruz del Sur y el ras de mar que me contaba mi abuela materna que vivia en alli para ese entonces.
Esta noche decidi, despues de tantisimos anos, buscar informacion para aclararme los detalles.
No puedo recordar como ella salvo su vida, ni siquiera se si me lo llego a decir, tal vez no estaba en el pueblo o tal vez se evacuaron antes del ras de mar. Ella habia nacido en 1908, de ese modo tenia 24 anos en el momento del desastre.
Recuerdo que me contaba que durante el dia (probablemente la tarde) el mar se habia comenzado a retirar de las costa quedando una gran extension de arena a la vista, me contaba que habian personas que caminaban mar adentro (ya sin agua) y recogian conchas y muchas otras cosas curiosas.
Despues vino el desastre.
Lamentablemente yo era pequena cuando ella me contaba la historia, ella murio a los 87 anos (yo tenia 31 anos) pero nunca volvi a preguntarle sobre lo sucedido alli, a pesar de que nunca lo olvide.

D.L. dijo...

Gracias por el comentario, que es mucho más que eso. Un recuerdo intenso, un escenario vívido.
Pedro

cambriones dijo...

Hola buenas tardes ,mi nombre es Angel y estoy investigando lo sucedido en santa Ccruz del Sur en el año de 1932 todo lo relacionado con el huracán del 9 de noviembre de ese mismo año ya que en esa tragedia fallecieron 10 de mis antepasados y no tengo mucha información sobre lo sucedido si alguien puede ayudarme se lo agradecería mucho , muchas gracias

D.L. dijo...

Hola Ángél, no tengo mucha más información sobre lo sucedido en Santa Cruz. Aquí dejo este video perfectamente localizable en la red que podría serte útil. https://www.youtube.com/watch?v=24nKQjzbueU Si encuentro algún documento, crónica, etc., lo colgaré,
Saludos
Pedro

Anónimo dijo...

El libro "La Furia de los vientos" del escritor camagueyano Pedro Armando Junco López describe los sucesos ocurridos en Santa Cruz del Sur a traves de testimonios de los sobrevivientes. El libro fue publicado en 1989 pero el autor comenzo a trabajar en el en la decada del 70 cuando muchos de los sobrevivientes del desastre estaban aun vivos. El libro ademas describe a Santa Cruz antes de los sucesos asi como la evolucion del huracan de 1932.Me parece una de las mejores fuentes de informacion existente sobre el tema.

D.L. dijo...

No conocía el libro de Junco López. Gracias por el comentario!

Anónimo dijo...

Hola me llamo Carmen, mi padre perdio a su esposa y sus 2 hijos esa noche del ras de mar, segun me conto mi hermano mayor nuestro padre recibio un golpe en la cabeza y cuando recobro el conocimiento ya su esposa y sus hijos no estaban a su lado. el volvio a casarse con mi mama en el 1936 y tuvieron 4 hijos, mis 2 hermanos varones ya fallecieron y quedamos con vida mi hermana y yo. La tragedia de esa noche marco la vida de todos los sobrevivientes, porque mi padre jamas se recupero del dolor y la angustia de ese fatidico dia. Yo cuando voy a Cuba siempre participo en el recordatorio anual que se realiza en Santa Cruz del Sur en commemoracion de la tragedia.