domingo, 30 de enero de 2022

Dibujo del carácter natural

 


Juana Pastor


La nativa inclinación

Que en dos tardes te he mostrado

En cuanto al gusto y agrado

En el trato de varón:

Es tema de mi sermón;

Y de contado, protesto

Que si no se hace molesto

A tu oído mi relato,

Me explicaré con recato

Bajo del siguiente texto.

 

Delitiæ meæ esse cum filiis hominum.


Dijo Dios, y con justicia,

Digno es que el Ángel se asombre,

Que era su delicia el hombre;

Que era el hombre su delicia:

¡Qué remarcable caricia!

¿Luego qué debo hacer yo,

Cuyo sexo Dios formó

Para compaña de aquel

Que él llama delicia de él?

¿Puedo abominarlo? No.

 

Compadezco del impío,

Me lastimo del inepto,

Doy incienso al predilecto,

Y del soberbio me río:

También sagaz me desvío

Del grosero rasgador

Que infiero viole mi honor,

Mas siempre con fe sencilla

Por saber soy su costilla;

Que es fuerza le tenga amor.

 

Genialmente está explicado

De mi carácter lo puro,

Y creo quedes seguro

Que es seguro lo estampado:

Ordena que tu mandado

Sabrá cumplir con primor

La que disfruta el honor,

Aunque aldeana infeliz

De estar a tus plantas Ruiz.

Firmada: Juana Pastor.

 

 Recogidas inicialmente por José Severino Boloña en su Colección de poesías arreglada por un aficionado a las musas (Tomo segundo, La Habana, 1833, pp. 166-17), con el título "Dibujo del carácter natural del autor, hecho el día 27 de noviembre de 1815 en las siguientes décimas". Aparecieron luego en la Historia política de Cuba de Juan Arnao (Cap. XVIII, Brooklyn, 1877, p. 82), de donde las toma Antonio López Prieto para su Parnaso cubano (La Habana, 1881, pp. LIV y LV), con la siguiente nota: “Por el mismo tiempo a que nos vamos refiriendo ya era conocida como poetisa, sorprendente improvisadora, una mujer de color, mestiza, que logró alguna instrucción, al grado, de obtener un colegio y ser profesora de las damas más distinguidas de su época, y muy versada en el latín. Juana Pastor, otra víctima de la incuria con que se han mirado las letras entre nosotros, escribió mucho en verso y prosa. Poco, o nada se conserva de esta poetisa, que según el Sr. Arnao, fue la primera que hizo resonar el arpa cubana desde el siglo pasado. Las décimas que siguen fueron improvisadas, por dicha poetisa, el 27 de Noviembre de 1815”.


No hay comentarios: