martes, 13 de diciembre de 2016

No es por Hamlet que muere la suicida





Reinaldo Arenas

 
No es por Hamlet que muere la suicida,
que es por el río que pasa murmurando,
siempre entre barbacanas carcomidas,
la horrible trama del porqué y el cuándo. 

No es por amor que realiza la partida
hacia las aguas que la van precipitando,
sino porque ataviada ya y en la comida
una mosca ante su nariz pasó volando. 

Ofelia entre las aguas va dormida,
piensan algunos que la van mirando.
Infelices, desconocen la embestida 

que un pez a sus nalgas le va dando.
Triste final, después que ya no hay vida
el placer de vivir va disfrutando.