lunes, 4 de febrero de 2013

El suicidio de un alacrán





 Conocido es el hecho, y miles de personas lo han observado. El alacrán prefiere dárse la muerte a morir quemado, de modo que para hacer que se suicide, basta con encerrarle en un círculo de fuego, alcohol encendido, brasas de carbón, etc. Una señora inglesa, residente en Cuba, tuvo la curiosidad de provocar de esa manera el suicidio de un alacrán para tomar esta fotografía.