lunes, 13 de julio de 2020

Suicidas cubanos: Benjamín J. Guerra Escobar




 Político y periodista. Nació en Camagüey el 12 de agosto de 1855. Participó muy joven en la Guerra de los Diez Años. Casado con Ubaldina Barranco, hija de un próspero comerciante, devino accionista de la firma tabaquera Barranco y Compañía. En 1886 obtuvo la nacionalidad norteamericana, llegando a ser propietario de varias fábricas de tabaco en Cayo Hueso y Tampa.
 Al año siguiente se une a José Martí en su prédica revolucionaria hasta convertirse en uno de sus más cercanos colaboradores.
 Su casa de 192 Water St., New York, fue sitio de encuentro de numerosos compatriotas.   
 En 1892 funda junto a Martí y Gonzalo de Quesada el Partido Revolucionario Cubano, del cual será su primer tesorero. Por su manejo y capacidad para hacer crecer la empresa, Martí verá en Guerra al futuro ministro de economía.
 Fue secretario de la logia masónica La Fraternidad, de notable importancia en los preparativos de la contienda.
 Activo colaborador de Patria, quedó al frente de la publicación tras la partida del líder a la manigua. Ambos hombres sostuvieron un intenso epistolario.
 En desacuerdo con Tomás Estrada Palma por el modo en que condujo las conversaciones entre Cuba y los Estados Unidos, enfermo y atado a sus negocios, no regresó a la isla.  
 Se suicidó en Filadelfia el 8 de enero de 1900, en su habitación del Hotel Lafayette, mediante ingestión de láudano. No faltó la versión de un disparo a la cabeza, pero solo la primera parece tener crédito.
 Esta fue la discreta nota de Cuba y América al conocerse la noticia:
  


No hay comentarios: